viernes, 31 de octubre de 2008

Frío invierno

No, no y no. No quiero. Se están colando los primeros rayos de sol. Se agrandan, se alargan y ya casi me cubren toda la cabeza. La penumbra es cada vez menos tangible. El día se abre y yo me escondo. Encojo todo mi cuerpo, curvando mi columna en posición fetal. Con los ojos cerrados pero despiertos. Tiemblo porque me entra frío sólo con pensar que tengo que salir de mi guarida. Entonces comienzo a dar vueltas tanteando un lado y otro, deslizándome entre los pliegues de la tela. Luego estiro mis músculos entumecidos. Giro la cabeza y miro hacia abajo, la distancia me parece abismal. Me incorporó, el nido se quiebra y medrosa, apoyo los dedos desnudos de mis pies en el suelo. La miro con nostalgia, mi coleccionista de sueños. Una mañana diáfana me arranca del mundo onírico y aunque no quiera me levanto y salgo de la cama.

5 comentarios:

Mario Pina dijo...

Las mañanas son inoportunas. Yo las habría puesto más tarde. La tragedia de las mañanas es que, únicamente las esperamos al pasar malas noches, y las desdeñamos, en las buenas.

Un abrazo,
para ti, de mí :P

Marinel dijo...

Es lo que tienen estas estaciones en las que el frío nos agarrota, nos entumece y nos acerca a no querer despertar del mundo de los sueños.
Cuesta salir del nido y sin embargo por mucho que no queramos, sabemos que hemos de hacerlo...
A veces pienso cuánto me gustaría ser oso e hibernar...
Besos, guapa

A.M.A. dijo...

Por un momento pensé en la melancolía que se va con en invierno para dar paso a la alegría de la primavera... Muchas de las veces una alegría menos alegre que la tristeza borgesiana.

Svalbard dijo...

despertar por las mañanas de invierno demuestra que el humano es tiernamente masoquista. Y esconde esta realidad bajo la excusa del deber y el esfuerzo.
El hombre es masoquista xd.

canción para mañana - los bunkers.
saludos.

Kaken dijo...

Has expresado sintéticamente lo que he sentido toda mi vida,el horror del despertar, la inmensa dificultad de adaptarse al cambio.
Es curioso, lo describes sin emociones pero yo las siento (o las interpreto)
Un bes y..feliz despertar.