lunes, 12 de abril de 2010

Jodido humo

Una calurosa noche de invierno unos tipos improvisaban jazz en un callejón. Pero lo que más resonaba en mi cabeza no era la melodía espontánea que emanaba el saxo, el piano o el chelo, sino el humo. Ese jodido humo que viciaba el ambiente y me apuñalaba el oído con sus partículas de polvo afiladas. Todos los allí presentes miraban a través de sus gafas de pasta y despedían humo por cada uno de los orificios de su cuerpo. Humo propagándose por los resquicios de la dentadura en las bocas sonrientes. Humo en forma de moco viscoso propulsado por las fosas nasales. Humo perforando tímpanos. Humo colándose por las retinas. Y después de unos minutos, humo expelido por el saxo, por el piano y por el chelo. Cuando quise huir me di cuenta de que mis pómulos estaban más marcados de lo normal, y que había perdido, por lo menos, tres kilos de grasa desde que llegué allí. Me estaba consumiendo. Me volvía alargado y filiforme, como si dentro de poco fuera a levitar, como un personaje de El Greco. Ahora no sé dónde estoy. Lo último que recuerdo es que tosí; humo denso y negro que me dio ganas de bailar algo de jazz.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre, tu por aquí también?
En el bloc de blocs del ETC digo.

Yo soy el tipo del proyecto tarantula, puede que no te acuerdes, pero sigo entrando a tu blog a leer lo último que escribes. Muy bueno el post de la hoja en blanco, y este nuevo también está muy acertado, es verdad que en algunos conciertos son las condiciones "extramusicales" lo que te marca, más que la música en sí.

Bueno, saludos!
R.

Alba dijo...

¡Gracias, R.!

Rocío Ovalle dijo...

Sí, y a veces también le damos demasiada importancia. La falta de comunicación se nos atraganta. Gracias por tus comentarios, y por tus letras! Se agradecen textos lúcidos como los tuyos en esta egosfera en que la que se nos ha transformado la red de blogs, y entono el mea culpa.

Por cieto! De la UAB tambien! Me he enterado por el comentario de R. Cualquier día nos vemos por ahí, en el cine o en el teatro ;)

Un abrazo!

Rocío